sábado, 6 de octubre de 2012

Capitulo 30



Novela: “Esta es mi historia, no un cuento de hadas

Capitulo treinta

Las horas pasaban y yo con Yago aun seguíamos en la clínica. Los chicos –Jack, Renata , Natasha y Fanny- se retiraron para dejarnos con Victoria que estaba viendo la TV en aquella habitación de esta clínica.

Vicky: Mami me quiedo id de acá! –Dijo enojada-
Maca: No mi amor –pausa- te tenes que quedar-
Vicky: es muy abucido me quiedo id ya a mi casa –pausa- estaño a Stich –dijo a punto de llorar-
Yago: Si quieres te lo voy a buscar
Vicky: Noooo –gritando- me quiedo id a mi casa –llorando-
Maca: Ya vamos a ir –le dije seria-
Vicky: Me quiedo id ahoda! –tocio y como que de un segundo a otro, empezó a faltarle el aire-
Enfermera: Haber se pueden retirar? –Entrando con otros enfermeros más-
Maca: Ehh? Es mi hija yo me voy si quiero –dijo, mientras Yago me agarraba para que me calme-
Yago: Ya esta, vamos. Ellos saben lo que hacen –pausa- eu! Va estar bien –me beso la mejilla y salimos-

Nos sentamos nuevamente en ese banquito que estaba a la salida de su habitación. Yo estaba llorando y Yago estaba mal pero no lloraba.

Yago: Ya esta no llores –abrazándome mientras me hundía en su hombro a llorar- Va a estar bien –pausa- es normal que a una persona con neumonía le falte el aire –si, siempre le buscaba algo para que no me preocupe-
Maca: No Yago. –Pausa- tenías razón
Yago: Con qué? –pregunto sin saberlo-
Maca: Con todo lo que me dijiste el otro día –tome aliento- Tenias toda la razón, soy una mala madre –soltando ese abrazo-
Yago: Eso fue solo de calentura –me miro a los ojos- no sos una mala madre… -interrumpido-
Maca: Soy la peor madre –llorando-
Yago: No, no llores –me dijo tierno y volviéndome a abrazar-

A los pocos minutos después salieron los tres enfermeros y uno se acerco a nosotros.

Enfermera: No se preocupen esta todo bajo control –pausa- simplemente no la hagan renegar, pues en una persona con neumonía, se lo considera normal de que le falte el aire en algunas situaciones. Ahora se volvió a dormir, esta con oxigeno aunque no por mucho tiempo, mas tarde le vamos a sacar ya que no necesita demasiado –sonrió- va a estar bien –agrego para luego retirarse-

Con Yago ingresamos en donde se encontraba Victoria y no pude no llorar cuando la vi con ese oxigeno artificial. Yago sin emitir ni un sonido me abrazo. Nos quedamos como unos cinco minutos cuando escuchamos que alguien golpeaba la puerta.

Maca: Pase –ya no lloraba, estaba mejor-
-Permiso –abriendo la puerta-
Maca: Papa? –pregunte asustada-
Leopoldo: No, Roberto –dijo en broma- si quien más? –Pausa- cuando me ibas a avisar que mi nieta estaba internada? Está bien? Que le paso? –pregunto mirando a aquella nena que dormía-
Maca: Shh! –le dije- está durmiendo –pausa- tiene neumonía pero está bien –suspiro-
Leopoldo: Si estuviera bien no tendría que estar internada, no te parece? –enojado- Macarena sos grande, tenes que cuidarla más!
Maca: Si la cuide! –dije en en voz baja, ya que Vicky estaba durmiendo-
Leopoldo: Se nota –sarcástico-
Maca: Papa, lo de ella es genético o algo así dijo la enfermera –pausa- en realidad tiene ese asma hereditario y es mas propensa a enfermedades respiratorias yo que iba a saber? –enojada le conteste-
Leopoldo: Y vos quien sos? –estaba más concentrado en lo de Victoria que ni cuenta de dio de que Yago estaba allí-
Yago: Yago Muñoz –dijo tímido, y claro, el nunca lo conoció- Pero podes decirme Yago
Leopoldo: Yago.. –serio- Se me hace que ya te conozco –pensando-
Yago: O decime Yá –dijo en para el-
Leopoldo: Como? –pregunto-
Yago: No nada –asustado por el carácter de mi padre-
Maca: Yá, te quedas acá? Le tengo que decir algo a mi papa –le dije para luego llevarlo hacia fuera-
Leopoldo: El es tu novio? –y yo asentí- Macarena deja de meterte en problemas si? Vicky ahora no necesita un padre ni lo va a necesitar está bien así, no quiero después de que por peleas ella pierda a alguien a quien quiere mucho –me dijo-
Maca: Yago la quiere y mucho –pausa- y no la va a dejar –le conteste calmada-
Leopoldo: Su nombre me suena
Maca: Es el padre –dije murmurando-
Leopoldo: Perdón –pausa- que dijiste?
Maca: Que es el padre –en un tono bajo por las dudas este Yago-
Leopoldo: Ese es? Que hace aquí? Como vas a volver con él? Victoria sabe? El sabe? –miles de preguntas me hizo-
Maca: Si él es Yago, pero no sabe nada y por favor no le digas nada –puchero-
Leopoldo: No te preocupes que de mi boca no va a salir –pausa- pero le tenes que decir –fue la ultimo que dijo, hasta que lo vio a Yago salir de la habitación-

----

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada