viernes, 15 de noviembre de 2013

Capítulo 92

Novela: “Esta es mi historia, no un cuento de hadas”

Capitulo noventa y dos

Estaba sentada en la cama, esperando a que el venga y me diga “perdón” no se algo así. Pero no apareció. Pasaron unos quince minutos y sentí que abrieron y cerraron la puerta. Yo sorprendida, me fui hacia el living.

Macarena: Yago? –ingrese y no estaba- no me digas… -hablaba sola- no te vas a hacer cargo Yago te odio –tirándome al sofá a llorar-

Estuve llorando una o dos horas, y me quede dormida. Me levante tipo siete y media por el llanto de Victoria. Me lave la cara y la fui a buscar para darle la leche.

Victoria: -con su mamadera- y papá?
Macarena: No se, salió hace rato
Victoria: donde? –pregunto-
Macarena: No se Vicky, no se –un poco histérica-
Victoria: me das esas galletitas?-pregunto y se las di-
Victoria: gacias –se fue a su cuarto a jugar-

Las horas iban pasando, y Yago no volvía. Era la hora de la cena, y con Vicky ya estábamos comiendo. Al terminar hice que se durmiese y luego, agotada, me fui yo a mi cama.
Al día siguiente, domingo me levante y mire hacia el lugar donde Yago siempre dormía en la cama, pero no se encontraba. La cama de esa parte aun estaba tendida. Nuevamente me largue a llorar, no podía creer lo que me hacía. Nos hacía. A mí, a Vicky, y por su puesto a mi futuro hijo o hija.
Me quede un rato en la cama pensando, y luego me fui a preparar el desayuno, y la leche para Victoria. A los pocos minutos ella se despertó y desayunamos juntas. Toda la hora me preguntaba cosas que no tenían respuestas. Como “donde esta papá” “porque se fue” “cuando vuelve” etc.
Lunes se hizo presente y tenía que ir a la facultad, Fanny, re buena como siempre, esperaba a que me vaya así ella se encarga de llevarla a Vicky al jardincito. En la facultad preste atención como pude, y así pasaron las horas. En mi auto, me dirigí a buscarla a Vicky y de ahí nos fuimos a la casa a almorzar.
Y bueno… así paso la semana, ya era sábado y Yago no regresaba, todos los días lo llamaba pero me daba la contestadora, le enviaba mensajes y no me atendía. Otra vez, se borro del mapa. De nuevo, esta historia se repite. Soy madre soltera. Nuevamente.

Ya era de noche cuando hice dormir a Vicky en su cama. Cuando estaba terminando de lavar los platos sentí que la puerta se abría.

--

sábado, 22 de junio de 2013

Capítulo 91

Novela: “Esta es mi historia, no un cuento de hadas

Capitulo noventa y uno

Al día siguiente me levante, y me fui a preparar el desayuno.

Yago: Buen día –dijo cuando me voy-
Macarena: …. –lo mire y le hice la típica sobrada-
Yago: Vas a seguir así?
Macarena: …. –no contestaba-
Yago: Ayer me prometiste que me ibas a decir que era lo que te pasaba –pausa- me vas a decir?

Justo comenzó a llorar Victoria y me saco de esa situación.

Yago: -me miro- voy yo… -se levanto de la mesa y se fue a donde estaba ella-

Al rato vino con Victoria en sus brazos, la sentó en la mesa mientras yo le hacia la leche. Comenzamos a desayunar y la única que hablaba y hacia preguntas era ella. Ignoraba todo lo que hacía Yago.

Macarena: Me voy al súper con Vicky –le avise a Yago que estaba mirando el partido- Dale Vicky –la apure y me sentí un poco mareada, Yago lo noto-
Yago: Veni séntate –me agarro e hizo que me siente-
Macarena: Estoy bien… -dije sin poder levantarme-
Yago: Maca, que te pasa? –mas preocupado aun-
Macarena: Nada… -con una cara de tristeza mal, comencé a derramar lágrimas-
Vicky: Estoy lista mami –venia caminando hasta donde nos encontrábamos, pero Yago la agarro para que no me vea mal-
Yago: mami se va a quedar porque está cansada, a si que vamos con papá… -abriendo la puerta- segura que…. –interrumpida-
Macarena: Si Yago anda, estoy bien –dije prendiendo la tv, sin mirarlo-

Cuando llego –a la hora- se puso a hacer la comida. Terminamos de almorzar, y Victoria junto a Yago se pusieron a ver una película en el living, mientras yo me iba a bañar, al salir me encontré con Yago en la habitación.

Yago: Vicky ya se durmió… -dijo, y yo estaba de espaldas sacando la ropa del ropero- ahora contame, que tenes…
Macarena: Me cambio y te digo
Yago: No Macarena me decís ahora, quiero saber! –enojado-
Macarena: Después de que me cambie –le abrí la puerta y el salió-

Me cambie, y salí del cuarto.

Yago: Ahora sí, decime que es lo que tenes… -serio- Donde vas? –Viendo que me dirigía al living-
Macarena: Estoy buscando el resultado de los análisis –abriendo el cajón en donde tenía mis papeles- listo –saque el sobre de la clínica- toma, míralo eso es lo que tengo –se lo di, y él con miedo, abrió el sobre y se puso a leer, mientras leía comenzaba a llorar- te quería decir que luego de que me dio negativo me fui al médico y me hicieron un análisis –snif- el test se equivoco –llorábamos los dos pero él no me miraba- vas a decir algo!? –el no emitía una palabra- está bien, no te queres hacer cargo, sabe que no es mi culpa, vos fuiste el que no te cuidaste, otra vez –me fui a la habitación-

---

viernes, 5 de abril de 2013

Capítulo 90


Novela: “Esta es mi historia, no un cuento de hadas

Capitulo noventa

Los días iban pasando, estábamos con Victoria viendo una película en Disney Channel, cuando el ruido de unas llaves que abrían la puerta nos desconcentro.

Maca: Quien es? –Pregunte un poco asustada-
-Soy Yago –abriendo-
Maca/Vicky: Amor, paaapi –nos levantamos y fuimos a abrazarlo-
Yago: Las extrañe un montón
Vicky: Yo tamben –soltando el abrazo-
Yago: Cuando se vaya a dormir Vicky hablamos, si? –Beso mi cabeza mientras yo aun seguía abrazada a él- no llores ya esta –me decía cerca de oído mientras acariciaba mi espalda-

Me separe de él, seque mis lágrimas mientras él hacía pasar sus bolsos que aun se encontraban afuera. Yago se encargo de hacerla dormir a Victoria mientras, yo lo esperaba en el living para contarle “la noticia”. Estaba tan… no sé, que no podía emitir una palabra sin que me largue a llorar.

Yago: Gorda no llores por favor… -mientras me abrazaba-
Maca: Yago, te tengo que contar algo –soltando el abrazo-
Yago: Es malo? –Con su carita de preocupación-
Maca: No se, depende como lo tomes… -snif-
Yago: Te escucho –me miraba atento-
Maca: Viste cuando te fuiste a Londres? –el asintió obvio- bueno, me hice un evatest
Yago: Que? –sorprendido-
Maca: Si porque tenía síntomas y eso… -el me miro- pero dio negativo y… -interrumpida-
Yago: Maca, no importa que haya dado negativo tenemos mucho tiempo aun para tener hijos –pausa- lo que quiero decir, que teniendo veintiún años y diecinueve casi veinte, tener otro hijo es como una carga más, no te parece? –Mis ojos se abrieron sorprendidos, dejando caer muchas lágrimas-
Maca: Una carga más? –enojada y llorando a la vez-
Yago: No es que no quiera tener un hijo con vos… es que estamos yendo muy rápido no te parece? Esperemos no sé, quizás hasta que Vicky tenga seis años o terminemos la facultad para que trabajemos.

Me levante enojada, llorando, hacia mi habitación.

Yago: Macarena donde vas? –Pausa- y ahora que hice… -se lo escucho decir-

Me tire a la cama a llorar. No podía creer lo que me decía, le estaba por decir que iba a ser papá de nuevo y me decía que se iba a hacer otra carga más!? Que esperemos!?. Yo pensé que iba a tener otra reacción; no que “esperemos”.

Yago, no tardo mucho en venir a la habitación. Pude sentir que sus brazos rodeaban mi cintura.

Yago: Amor no llores… -tierno-
Maca: … -quite sus brazos de mi cintura-
Yago: Macarena por favor no seas tan histérica!
Maca: Y vos no me jodas –dije histérica, y me tape con las colchas-
Yago: Hace lo que quieras, solo dije lo que pensaba… -se levanto de la cama y creo que se fue al baño porque sentí el ruido de la ducha-

Yo, aun seguía llorando en la cama, cuando sentí nauseas y me pare rápidamente para ir al baño.
Ingrese al mismo, y me senté en el piso cerca del inodoro para poder vomitar. Luego de esto, me pare y tire la cadena. Me cepille los dientes para sacarme ese sabor asqueroso que me quedaba, pero cuando abrí la puerta Yago hablo.

Yago: Cambiate a si vayamos al médico porque no te quiero ver así –dijo en la ducha y yo moví mis ojos, como ignorándolo-

Sabía que Yago se iba a cambiar en el cuarto, así que me senté en el sofá, y no recuerdo nada más porque de pronto todo se volvió negro.
No sé cuánto tiempo estuve así ya que me levante en la cama, con Yago mirándome preocupado y un algodón con alcohol en su mano.

Yago: Te sentís bien? –pregunto preocupado-
Maca: -asentí-
Yago: En diez minutos nos vamos al médico…
Maca: -negué llorando-
Yago: Si Macarena, mira como estas, sin poder pararte, estas débil, estas muy pálida –tocando con su mano mi frente- no tenes fiebre… -dijo- en un rato te llevo
Maca: No voy a ir –le dije-
Yago: entonces llamo a un medico
Maca: Yo sé lo que me pasa, ya fui… -dije dándome la vuelta para darle la espalda-
Yago: Y que es lo que tenes entonces? –preocupado-
Maca: Después te digo… -cerrando mis ojos, cansados-
Yago: Me lo prometes
Maca: -asentí-
Yago: Confío en vos…

---

jueves, 21 de marzo de 2013

Capítulo 89


Novela: “Esta es mi historia, no un cuento de hadas

Capitulo ochenta y nueve

Fanny: Felicitaciones –abrazándome mientras un par de lágrimas se deslizaban por su mejilla-
Maca: Pero como… el evatest y… -confundida-
Fanny: Hay veces que se equivocan, vos misma dijiste la primera vez, te acordas? –Rio-
Maca: Si… -llorando-
Fanny: Mi vida no llores –me abrazo- tenes que estar feliz –dijo-
Maca: Es obvio que lo estoy, pero no se…
Fanny: Que no sabes? –pregunto-
Maca: Es que, Yago, Victoria no se… es mucho trabajo, la facu bueno… -interrumpida-
Fanny: Que hablas? –Pausa- Macarena… -interrumpida-
Maca: Si lo sé una estúpida –reí- estoy medio shockeada, es todo –sonreí apenas-
Fanny: Muy –reímos-

Fany: Maca, ahora como le decís a Yago? –Pregunto mientras hablábamos en el living-
Maca: Voy a esperar a que venga… -dije- no da decirle por teléfono “vas a ser papá de nuevo” –agrego-

Ya eran las doce y media cuando salía de mi casa para ir a buscar a Victoria al jardín. No iba a decirle a nadie, solo a Natasha, Renata, Jack y bueno, Fanny ya lo sabe. Después de que le cuente a Yago les digo a los demás.

Vicky: mami, cuanto fata pada que venga papa? –Pregunto cuando estaba abriendo la puerta-
Maca: Cinco días creo… -justo sonaba el teléfono-
Vicky: Yo voy –corriendo-
Maca: Victoria! –la rete, pero ya había atendido-

-Conversación Telefónica-

Vicky: Papi? –pregunto-
-Mati, si hija soy yo –rio-
Vicky: cuando voves? Te estaño –dijo tierna-
Yago: Falta poco –pausa- como te estás portando?
Vicky: Ben
Yago: Y mamá?
Vicky: ben –re tierna-
Yago: Me conto un pajarito, que te enojaste con mamá porque no te había invitado, es cierto? –si el pajarito era yo-
Vicky: No! –Mintió- ese pajadito es mentidoso
Yago: Yo ya voy a volver, no te preocupes –pausa- pórtate bien que si no no te llevo regalos eh! –amenazo-
Vicky: Esta ben
Yago: Me pasas con mamá?
Vicky: Ti –pasándome el teléfono-
Maca: Amor… -dije masticando una galleta-
Yago: Estas comiendo? –pregunto-
Maca: Tengo hambre –reí-
Yago: Todo bien por allá?
Maca: Re bien, estaría perfecto pero como no estás…
Yago: Tengo algo que decirte
Maca: Es malo? –Con un poco de preocupación-
Yago: Si, bah no se
Maca: Que paso?
Yago: Yo tendría que estar viajando el viernes no?
Maca: Si, y? –pregunte-
Yago: Vendieron de mas los pasajes y, mi vuelo recién sale la semana que viene –dijo apenado-
Maca: Que!? –un poco enojada- Vicky, quedate acá –llevando el teléfono inalámbrico para mi habitación-
Yago: Estas?
Maca: Como que vas a venir la semana que viene!
Yago: Amor son siete días más…
Maca: Te fuiste el viernes, sábado, domingo hoy lunes, hasta el viernes que tendrías que venir son ocho días, una semana más son quince días sin verte! –A punto de llorar-
Yago: No me hagas esto…
Maca: Que te hago Yago, te necesito acá conmigo –llorando-
Yago: Maca, no pensé que te ibas a poner así… no llores por favor, no es mi culpa.
Maca: Se nota lo poco que me conoces –corte-

-Fin de la conversación telefónica-

Me limpie las lagrimas, me fui sin que Victoria me vea, al baño a lavarme un poco la cara, y luego salí para ponerme a hacer la comida. Vicky, al terminar de almorzar, la fui a acostar en su cama, y de ahí, me fui a mi habitación, me tire en la cama a llorar, y pensar lo que hice. Si una locura. El teléfono volvió a sonar y atendí. De nuevo Yago.

-Conversación telefónica-

Yago: Maca, perdón en serio no te enojes
Maca: Si, no importa, ya esta –Snif. Con una vocecita gangosa-
Yago: Cuando vuelva recompenso todo, te lo prometo.
Maca: Esta bien –pausa- perdóname por ponerme así, pasa que te extraño mucho –se escuchaba por el teléfono mi llanto, que no era tanto-
Yago: Yo también te extraño mucho…
Maca: Te amo –logre decir-
Yago: No te das una idea lo que yo te amo a vos –reí-
Maca: Ya… -pausa- tengo sueño…
Yago: Esta bien, te dejo –pausa- te amo mucho
Maca: Yo mas –corte-

-Fin de la conversación telefónica-

Me puse mi pijama, y me tire a la cama a llorar un poco, de a poco el sueño me vencía, y me quede dormida.

---

viernes, 1 de marzo de 2013

Capítulo 88


Novela: “Esta es mi historia, no un cuento de hadas

Capitulo ochenta y ocho

Con la compañía de Natasha, luego de que me sacaran sangre, nos fuimos a mi casa. Igualmente, ya me sentía mucho mejor.

Maca: Gracias Nat –le sonreí agradecida-
Natasha: No hay problema, para eso están las amigas –me abrazo-
Maca: Y obvio a vos Pablo también…

Apenas se fueron, fui a dormir en mi cama. Al estar cansada, apenas cerré mis ojos me quede dormida.
Al día siguiente, me desperté por el ruido de mi celular.

-Conversación telefónica-

Maca: Hola? –un poco dormida-
-Amor, soy Yago…
Maca: Yago, como estas? –De la misma forma-
Yago: Bien, hace un rato me levante. –Pausa- estas bien vos? Ya es la una allá no?
Maca: Si, creo –pausa- es que recién me levante porque me estabas llamado…
Yago: Dormiste muy tarde ayer?
Maca: Si, porque no me sentía bien, me dolía un poco la panza…
Yago: Ma, cuídate con las comidas en serio te digo
Maca: Si, voy a tratar de comer menos –reí-
Yago: No menos, más sano… -dijo tierno-
Maca: Esta bien
Yago: Mejor te dejo dormir tranquila… yo ahora estoy por ir con mis papás a una cena de no sé quien –rio-
Maca: Dale, cuídate
Yago: Te amo
Maca: Yo mas –corte-

-Fin de la conversación telefónica-

Luego del llamado, termine de acomodarme bien y seguir durmiendo, pero justo cuando estaba por “agarrar el sueño” Victoria se levanto.

Vicky: mami –me toco la espalda, ya que estaba dada vuelta-
Maca: mjm…? –en la misma posición con mis ojos cerrados-
Vicky: Tengo mucha hambe –dijo-
Maca: Ya te hago la comida –destapándome y saliendo de la cama de a poco-

Salí de la cama, y fui a cambiarla a Vicky, de ahí, la deje con sus juguetes, mientras yo iba a cocinar. Al terminar, la busque de su habitación y comimos juntas. Apenas terminamos, nos fuimos a la casa de papá, digamos a la del abuelo de Victoria, a pasar el día en familia.
Ya eran las ocho y media. Deje a mi hija con su abuelo, ya que él se ofreció a llevarla mañana al jardín, y yo me fui a mi casa, a dormir, estaba muy cansada.
Al día siguiente, la alarma del celular comenzó a sonar, ya eran las seis de la mañana y no podía levantarme, no entendía de dónde sacaba tanto sueño. Una hora más tarde, tocaron el timbre. Atendí, era Fanny.

Maca: Fanny –bostezando en pijama-
Fanny: Macarena, que haces que no te cambiaste todavía? –pregunto-
Maca: No me podía levantar, tenía sueño –reí-
Fanny: Y Vicky? –pregunto al no verla-
Maca: Me olvide de decirte, está en la casa de mi papá –le dije-
Fanny: Entonces… que hago?
Maca: Ya que estas, me acompañas a las ocho a buscar un resultado de un análisis?
Fanny: Análisis de qué? –pregunto, claro, ella no sabía-
Maca: Me hicieron un análisis de sangre porque ayer tipo tres o cuatro de la mañana me sentía mal
Fanny: Crees que sea muy malo? -un poco de preocupación-
Maca: No, que se yo… -sin darle mucha importancia que digamos-
Fanny: Bueno te acompaño –sonrió-
Maca: Voy al baño, me cambio, desayuno y vamos.

Hice todo lo que dije. Al llegar a la clínica, esperamos con Fanny a que nos den los análisis.

-Achaga –dijo la enfermera-
Maca: Si, es mio –mirando el sobre-
-Acá tiene –me lo entrego-
Maca: Gracias, cuanto es? –pregunte-
-Veinticinco –pausa- te cobran allá –haciendo seña a la secretaria-

Fui a pagar. Y nuevamente nos subimos al auto, para dirigirnos a mi casa.

Fanny: Lo abrís? –Entregándome el sobre-
Maca: Si –abriéndolo-
Fanny: Que dice?
Maca: No puede ser… -tapándome la boca mientras mis lágrimas salían-
Fanny: No me asustes, que pasa Maca? –preocupada-
Maca: Estoy embarazada....

---

domingo, 24 de febrero de 2013

Capítulo 87


Novela: “Esta es mi historia, no un cuento de hadas

Capitulo ochenta y siete

Natasha: Es mejor que lo mires vos –me lo dio-
Maca: Negativo… -suspire con una lágrima que caía lentamente de mis ojos-
Renata: Maca perdón si te hicimos ilusionar y… -interrumpida-
Maca: Esta todo bien, me sacaron la duda –fingí una sonrisa-
Fanny: No te enojas? –Pregunto un poco apenada-
Naca: No chicas, como me voy a enojar… -les dije- me sacaron la duda –agregue-
Vicky: Maaaaami! –Vino corriendo hacia mí-
Maca: Que pasa? –Quitándome las lagrimas antes de que las vea-
Vicky: Tengo noni… -dijo mientras la sentaba en mis piernas-
Maca: Bueno, mejor me voy, ya es medio tarde –mirando el reloj que marcaban las ocho y media-

Me despedí de las chicas, y con Victoria en mis brazos nos fuimos hacia el auto para irnos a la casa a preparar la cena y eso.

Maca: Amor, no te duermas –le dije, ya que estaba con los ojos cansado- tenes que comer en un rato –le dije poniendo la comida en el microondas-
Vicky: mami eta sonando el teléfono –dijo-
Maca: No puedo, tengo las manos mojadas –agarrando el repasador- atende vos antes que corten –le pedí-

-Conversación telefónica-

Vicky: Hola?
Xxx: Mati, como estas? –pregunto-
Vicky: Paaapi! –Sonrió- ben y vos? –tierna-
Yago: Las extraño mucho
Vicky: Yo tamben, cuando volves?
Yago: La semana que viene –dijo- Vicku me pasas con tu mama?
Vicky: Esta ben –dijo tierna-

Vicky: maaami, papa quiede habar con vos! –dijo-

Maca: Gordo, como te fue –pregunte ya con el teléfono en mis manos-
Yago: Re bien
Maca: Me alegro –sonreí-
Yago: Y como está todo por allá?
Maca: Bien, bien… -pausa- estoy por hacer la cena a Vicky
Yago: Qué hora es?
Maca: Están por ser las nueve…
Yago: No, acá están por ser las una –rio-
Maca: Tarde… y se puede saber que haces despierto a esa hora vos?
Yago: Llamaba al fijo desde temprano pero no me atendían… no pude dormir, si no sabía nada de ustedes…
Maca: Que tierno –sonreí como una tarada- estaba en la casa de Fanny por eso no atendí
Yago: Ah entonces me quedo mas tranqui… -dijo- mañana te llamo, te parece?
Maca: Si, dale. –Pausa- te amo y te extraño
Yago: Chau, te amo más –y corto-

-Fin de la conversación telefónica-

Le di de comer a Victoria, y la acosté en mi cama para que duerma. Toda la noche, no pude dormir por unos fuertes dolores de estomago. Estaba pegada al baño para no levantar a Victoria. Si no estaba embarazada, entonces que tenia?. Me sentía tan mal, que tuve que llamar a Natasha, ella siempre estaba dispuesta a ayudarme si le decía.

-Conversación Telefónica-

Maca: Nat podes venir? –con una voz un poco débil-
Natasha: Emm… -se notaba que estaba dormida- Maca, que pasa?
Maca: Me siento muy mal… -le dije-
Natasha: Ya voy para allá –mas despierta-
Maca: Gracias –corte-

-Fin de la conversación telefónica-

En poco menos de diez minutos, estaba Natasha tocándome la puerta.

Natasha: Maca que te pasa? –Me dijo al verme la cara-
Maca: Me duele mucho el estomago. Me siento re mal… -le dije tocándome la panza-
Natasha: Veni vamos al médico…
Maca: Y Victoria? –pregunte-
Natasha: Esta dormida… -pausa- le digo a Jose Pablo que venga, si? –Yo asentí y me fui a ponerme un jean y una campera, no daba ir en pijama-
Maca: Vamos?
Jose P.: Yo me quedo con Vicky, no te preocupes –pausa- suerte-
Maca: Gracias Pablo… -me fui con Nat en su auto-

Llegamos a aquel sanatorio, y nos atendieron rápido, ya que eran las tres de la mañana y no había mucha gente.

Dr.: Haber Macarenita, que es lo que pasa? –me pregunto, el siempre fue mi medico desde que la tuve a Victoria-
Maca: Me duele mucho el estomago…
Dr.: Nauseas? –pregunto-
Maca: Si –dije-
Dr.: Tuviste relaciones hace mucho?
Maca: -negué con timidez-
Dr.: Desde cuándo que estas con esto…
Maca: La última vez que me sentí así fue…hace cuatro días o cinco creo, pero no era tanto –dije-
Dr.: Y la regla? –pregunto-
Maca: Una semana… -pausa- pero yo ya me hice el Evatest si es lo que pensas, pero da negativo –apenada-
Dr.: Te voy a hacer un análisis de sangre, si? –yo asentí-

---

lunes, 18 de febrero de 2013

Capítulo 86


Novela: “Esta es mi historia, no un cuento de hadas

Capitulo ochenta y seis

Al día siguiente, sábado fui a pasar el día en la casa de Fanny, junto a Natasha y Renata, y obvio, Victoria vino conmigo, pero ella se quedo jugando la habitación de Fanny, con su sobrino Sebastián de cuatro años.

Fanny: Maca, y cuando viene Yago al final? –Pregunto comiendo una factura-
Maca: Me dijo que va a rendir el examen, y que luego va a visitar a sus padres, a si que más o menos en una semana cálculo –tomando mate-
Natasha: Y Vicky que dijo de todo esto… -chusmas les decían-
Maca: Se re enojo porque decía que nunca la llevaba… -comiendo una galleta-
Renata: Y si me imagino, viajaron diez días y de pronto, dos días después se va a Londres por otros siete días…
Maca: Seguro que me van a decir, que estoy diciendo pavadas, pero creo que ella lo quiere más a Yago que a mi… -un poco triste-
Fanny: No tonta! Como va a querer más a Yago
Renata: Eso es porque no estuvo todos los años con él, apenas tres o cuatro meses.
Natasha: Tiene razón Reni, ella te ama demasiado, solo que le divierte estar con él y como toda nena, siempre va a estar con el que le hace reír, no la reta y eso… no con la que trabaja todo el día –rio-
Maca: Igual ahora Yago trabaja…
Fanny: Bueno ya se le va a pasar, no te preocupes
Maca: y que hay de nuevo para contar? –Cambiando el tema-
Renata/Fanny/Nat: Nada nuevo… -casi al uníoslo y reímos-
Maca: Encima mañana es domingo, que embole… -bajoneada-
Natasha: Si… -mirando el calendario- domingo cuatro de septiembre… -dijo luego de tomar mate-
Maca: Que? –sorprendida y asustada-
Fanny: Si, re rápido paso el tiempo, hace poco ya estábamos en mayo, y ahora en septiembre! Falta poco para la primavera… -sonrió-

No dije nada, y me pare rápido de la silla en la cual estaba sentada. Las chicas extrañadas me miraron, y me fui a la cocina a ver más de cerca ese calendario.

Fanny: Maca que paso? –mirándome extrañada-
Maca: Que a mí me tendría que haber venido el veintiocho! –dije asustada-
Natasha: Siete días, una semana… -me miro- no quizás estas pensando cualquiera…
Maca: Soy súper regular! De hecho, hay veces que me viene antes…
Renata: No serán los nervios por todo esto que paso de Paulina y demás…
Maca: No creo…
Fanny: Saquémonos la duda –dijo segura-
Renata: Concuerdo con Fanny
Natasha: Y yo…
Fanny: Aparte del atraso, tuviste otros síntomas? –me pregunto-
Maca: emm… -pensando- no, creo que no –pausa- no recuerdo
Renata: Si queres te voy a comprar el test de embarazo, queres? –amable se ofreció-
Maca: No, miren si me hacen ilusionarme y… -interrumpida-
Fanny: Y si lo estás? –Pausa- Renata, anda a comprar –sin hacerme caso, abrió la puerta y se fue, no sin antes escuchar un “ya vuelvo”-
Maca: No chicas, esto es cualquiera, miren si da negativo
Natasha: Si da negativo, va a dar negativo, y si da positivo Vicky va a tener un hermanito o hermanita, que hay con eso? –me dijo-
Maca: No se… acabamos de perder un hijo y no se…
Fanny: Ma, no va a pasar nada enserio

A los pocos minutos, golpearon la puerta, si era Renata, con una bolsa de la farmacia. De la misma, saco una cajita y me la entrego.

Fanny: Queres que vayamos con vos? –pregunto-
Maca: No! –Pausa- no tengo ganas… -dije-
Renata: Como que no tenes ganas!?
Maca: Si, no me urge ir al baño ahora! –Explique un poco histérica-

Paso como una hora, y luego de beberme varios mates, me dieron ganas.

Maca: Chicas voy al baño… -automáticamente, Fanny, agarro la cajita y me la dio-


Entre, hice lo que tenía que hacer y me quede unos minutos allí.

Renata: Y Maca? –Golpeando la puerta-
Maca: Tengo que esperar quince minutos –les dije-
Natasha: Pero podes salir?
Maca: Si-abriendo la puerta-
Fanny: Esperemos entonces…

Estaba re nerviosa, esos quince minutos pasaban muy lentos. Cuando ya habían pasado, Fanny agarro el evatest.

Maca: Miren ustedes primero… -dije tapándome los ojos- y?

---